El sabio no enseña con palabras, sino con actos.

Lao-tsé

Estamos rodeados de artilugios destinados a ahorrar trabajo y, sin embargo, disponemos de muy escaso ocio auténtico.

Laurence Johnston Peter

El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, es más culpable que el que le corrompe con dinero.

Marco Tulio Cicerón

Las puertas de la sabiduría nunca están cerradas.

Benjamin Franklin

Ser honrado no conduce a ninguna parte que aprecien los demás.

Jaume Perich

Mucho más que los intereses es el orgullo quien nos divide.

Auguste Comte

La naturaleza vuelve a los hombres elocuentes en las grandes pasiones y en los grandes intereses.

Voltaire

La mayor parte de los hombres son capaces más bien de grandes acciones que de buenas acciones.

Montesquieu

Si poseyeseis cien bellas cualidades, la gente os miraría por el lado menos favorable.

Molière

Muchas veces lo que se calla hace más impresión que lo que se dice.

Píndaro

Jorge Luis Borges

El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: "Es envidiable".



Jorge Luis Borges, (1899-1986) Escritor argentino.