¡Estoy horrorizado! No sé si el mundo está lleno de hombres inteligentes que lo disimulan... o de imbéciles que no se recatan de serlo.

M. Brickman

Uno puede apoyarse sobre su puesto, pero no sentarse en él.

Erich Kästner

No es el trabajo lo que envilece, sino la ociosidad.

Hesíodo

La naturaleza concede libertad hasta a los animales.

Tácito

No hay placer que no tenga por límite el pesar.

Lope de Vega

Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo.

Francisco de Quevedo

No se puede razonar con los fanáticos. Hay que ser más fuerte que ellos.

Alain

No hay manto ni sayo que peor siente a la mujer que el querer ser sabia.

Martin Lutero

No hay árbol que el viento no haya sacudido.

Proverbio hindú

El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco.

Juvenal

William Shakespeare

Excelente cosa es tener la fuerza de un gigante, pero usar de ella como un gigante es propio de un tirano.



William Shakespeare, (1564-1616) Escritor británico.