Pensar colectivamente es la regla general. Pensar individualmente es la excepción.

Gustavo Le Bon

Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo.

Giuseppe Mazzini

Los hombres viven celosos de la inmortalidad.

Platón

La juventud es una religión a la que uno siempre acaba convirtiéndose.

André Malraux

Los efectos del amor o de la ternura son fugaces, pero los del error, los de un solo error; no se acaban nunca, como una cavernícola enfermedad sin remedio.

Antonio Muñoz Molina

Es un gran error suponer, que el imperio que se establece sobre los hombres por la fuerza, sea más agradable y permanente, que el que se funda sobre el amor.

Publio Terencio Afer

No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.

Refrán

La necesidad no conoce leyes.

San Agustín de Hipona

De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.

Thomas Carlyle

En principio la investigación necesita más cabezas que medios.

Severo Ochoa

Molière

Jamás se penetra por la fuerza en un corazón.



Molière, (1622-1673) Comediografo francés.