Me gusta y me fascina el trabajo. Podría estar sentado horas y horas mirando a otros cómo trabajan.

Jerome Klapka Jerome

Sólo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés.

Napoleón Bonaparte

Si el semblante de la virtud pudiera verse, enamoraría a todos.

Platón

La belleza es un estado de ánimo.

Émile Zola

Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora.

Mariano José de Larra

Verdaderamente tiemblo por mi patria cuando pienso que Dios existe.

Thomas Jefferson

No hay mayor mentira que la verdad mal entendida.

William James

Alábate, cesto, que venderte quiero.

Refrán

El espíritu gobierna el universo.

Anaxágoras

La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes.

Quinto Horacio Flaco

En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias.


Robert Green Ingersoll

Robert Green Ingersoll, (1833-1899) Politico y orador norteamericano.