Las bromas son como la sal: se deben usar con gran precaución.

Juvenal

Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede inducirlos a hacer justicia.

Bertolt Brecht

El perro del hortelano, que no come las berzas ni las deja comer a su amo.

Refrán

Muchos hombres no se equivocan jamás porque no se proponen nada razonable.

Johann Wolfgang Goethe

El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía.

Karl Marx

Las tres cosas más difíciles de esta vida son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.

Benjamin Franklin

Meter mucho ruido a propósito de una ofensa recibida no disminuye el dolor, sino que acrecienta la vergüenza.

Giovanni Boccaccio

Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento.

Montesquieu

La verdad siempre resplandece al final, cuando ya se ha ido todo el mundo.

Julio Cerón

Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.

Lucio Anneo Séneca

Refrán

Hágase el milagro, y hágalo el diablo.


Refrán

Refrán,