No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.

Albert Camus

No os espante el dolor; o tendrá fin o acabará con vosotros.

Lucio Anneo Séneca

El dinero es la tarjeta de crédito de los pobres.

Herbert Marshall McLuhan

El poder nunca es estable cuando es ilimitado.

Tácito

Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte.

Jean Anouilh

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.

Franz Grillparzer

Es preferible consolarse que ahorcarse.

Diógenes de Sínope

La muerte es más dura asumirla que padecerla.

René de Chateaubriand

Una conducta desarreglada aguza el ingenio y falsea el juicio.

Louis de Bonald

Una palabra rara es en una página como un adoquín levantado en una calle.

Wenceslao Fernández Florez

Napoleón Bonaparte

Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes.



Napoleón Bonaparte, (1769-1821) Emperador francés.