Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti.

San Agustín de Hipona

A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre.

Blaise Pascal

La poesía es un recuerdo de los mejores y más felices momentos de los mejores y más felices ingenios.

Percy Bysshe Shelley

El universo visible, es decir, la realización o encarnación del pensamiento divino es la causa ocasional de la ciencia.

Juan Valera

Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.

William Shakespeare

Lo importante no es llegar sino ir.

Robert Louis Stevenson

He perdido mi reputación. Pero no la echo en falta.

Mae West

Nuestras virtudes son, a menudo, hijas bastardas de nuestros vicios.

Friedrich Hebbel

Perón es el único soldado que ha quemado su bandera y el único católico que ha quemado sus iglesias.

Winston Churchill

La verdad no es lenguaje del cortesano; solamente surge de labios de aquellos que no confían ni temen de la potencia ajena.

Giuseppe Mazzini

Francisco de Quevedo

El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.