No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.

Demócrito de Abdera

Los caprichos pueden ser perdonados, pero es un crimen despertar una pasión duradera para satisfacer un capricho.

André Maurois

Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba.

Heródoto de Halicarnaso

La talla de las estatuas disminuye alejándose de ellas; la de los hombres, aproximándose.

Jean Baptiste Alphonse Karr

Para ser imparcial, hay que tener muchos doblones en el bolsillo.

Príncipe Carlos José de Ligne

Verdaderamente tiemblo por mi patria cuando pienso que Dios existe.

Thomas Jefferson

El mejor camino para salir es siempre a través.

Robert Lee Frost

Si el loco persistiera en su locura, se volvería sabio.

William Blake

En la venganza, como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre.

Friedrich Nietzsche

El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz.

Henry David Thoreau

Se sufre de dos clases de celos: los del amor y los del amor propio.


Fiodor Dostoievski

Fiodor Dostoievski, (1821-1881) Novelista ruso.