Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.

Victor Hugo

La ira: un ácido que puede hacer más daño al recipiente en la que se almacena que en cualquier cosa sobre la que se vierte.

Lucio Anneo Séneca

El secreto para vivir en paz con todos consiste en el arte de comprender a cada uno según su individualidad.

Federico Luis Jahn

El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.

Jean Jacques Rousseau

Para quien ama la lisonja, es enemigo quien no es adulador.

Benito Jerónimo Feijoó

Debemos vivir y trabajar, en cada momento, como si tuviésemos la eternidad ante nosotros.

Gabriel Marcel

Lo que no ha pasado a mediodía puede pasar por la noche.

César Borgia

El hombre justo no es aquel que no comete ninguna injusticia, si no el que pudiendo ser injusto no quiere serlo.

Menandro de Atenas

La gloria de los grandes hombres debe medirse siempre por los medios que han empleado para adquirirla.

François de la Rochefoucauld

El gran Cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.

Albert Camus

Marco Tulio Cicerón

La amistad es un acuerdo perfecto de los sentimientos de cosas humanas y divinas, unidas a la bondad y a una mutua ternura.


Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón, (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.