La mejor defensa contra la mala literatura es una experiencia plena de la buena; así como para protegerse de los bribones es mucho más eficaz intimar realmente con personas honestas que desconfiar por principio de todo el mundo.

Clive Staples Lewis

El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo.

Dalai Lama

Las bromas son como la sal: se deben usar con gran precaución.

Juvenal

Ver lo que tenemos delante de nuestras narices requiere una lucha constante.

George Orwell

Es lícito violar una cultura, pero con la condición de hacerle un hijo.

Simone de Beauvoir

Ni aún el genio más grande iría muy allá si tuviera que sacarlo todo de su propio interior.

Johann Wolfgang Goethe

Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo.

Rabindranath Tagore

Ningún hombre sabio quiso nunca ser joven.

Jonathan Swift

Nunca son tan peligrosos los hombres como cuando se vengan de los crímenes que ellos han cometido.

Sándor Márai

El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.

Jean de la Fontaine

San Agustín de Hipona

Conócete, acéptate, supérate.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.