La más segura cura para la vanidad es la soledad.

Thomas C. Wolfe

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.

Charles Reade

He leído en alguna parte que para amarse hay que tener principios semejantes, con gustos opuestos.

George Sand

La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan.

Simón Bolívar

No habrá paz en la tierra mientras perduren las opresiones de los pueblos, las injusticias y los desequilibrios económicos que todavía existen.

Juan Pablo II

La mayor desgracia es merecer la desgracia.

Jean de la Fontaine

Tan grande como la turba de los admiradores es la turba de los envidiosos.

Lucio Anneo Séneca

Cita siempre los errores propios antes de referirte a los ajenos. Así nunca parecerá que presumes.

Noel Clarasó

El hombre que ha perdido la aptitud de borrar sus odios está viejo, irreparablemente.

José Ingenieros

El cine es un espejo pintado.

Ettore Scola

San Agustín de Hipona

Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.