Junta tu frente a la mía y enlaza tu mano, y haz juramentos que mañana ya habrás roto.

Paul Verlaine

La belleza es indivisible; el que ha llegado a poseerla, antes de compartirla prefiere anonadarla.

Johann Wolfgang Goethe

El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.

Gustavo Adolfo Bécquer

Ama a una nube, ama a una mujer, pero ama.

Théophile Gautier

Mientras la guerra sea considerada como mala, conservará su fascinación. Cuando sea tenida por vulgar, cesará su popularidad.

Oscar Wilde

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.

Sócrates

Las libertades y los amos no se combinan fácilmente.

Tácito

Tan tranquilas son las personas honradas y tan activas las pícaras, que a menudo es necesario servirse de las segundas.

Napoleón Bonaparte

La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras.

Jean Jacques Rousseau

Haz siempre una sola cosa a la vez.

F. A. Suárez

Lucio Anneo Séneca

No hay árbol recio ni consistente sino aquel que el viento azota con frecuencia.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.