Los hombres aprenden mientras enseñan.

Lucio Anneo Séneca

Sin el animal que habita dentro de nosostros somos ángeles castrados.

Hermann Hesse

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

John Donne

Hay que escribir libros como quien compone música.

Novalis

No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.

Marcus Fabis Quintiliano

El principal valor del dinero radica en que lo estimamos más de lo que vale.

Henry-Louis Mencken

La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno es joven.

Oscar Wilde

La ira es una locura de corta duración.

Quinto Horacio Flaco

Vencer y perdonar, es vencer dos veces.

Pedro Calderón de la Barca

Las personas afortunadas se corrigen poco: Creen tener siempre razón mientras la fortuna sostiene su mala conducta.

François de la Rochefoucauld

Albert Camus

Inocente es quien no necesita explicarse.



Albert Camus, (1913-1960) Escritor francés.