No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.

Albert Camus

Mientras que para la sociedad no existe mayor pecado que la vida contemplativa, los más cultos opinan que la contemplación es la ocupación natural del hombre.

Oscar Wilde

La verdadera nobleza consiste en saber valerosamente sufrir por los demás y no permitir que los demás sufran por nosotros.

Thomas Carlyle

La peor prisión es un corazón cerrado.

Juan Pablo II

Desdichado es el que por tal se tiene.

Lucio Anneo Séneca

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

Oscar Wilde

Los escritores viven de la infelicidad del mundo. En un mundo feliz, no sería escritor.

José Saramago

La conciencia es el mejor libro moral que tenemos.

Blaise Pascal

El único límite para nuestra comprensión del mañana serán nuestras dudas del presente.

Franklin Delano Roosevelt

Lo malo de los que se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una.

Camilo José Cela

Marco Tulio Cicerón

¡Oh, dulce nombre de la libertad!


Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón, (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.