Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo.

Platón

La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.

Epicteto de Frigia

Cuando hay un exceso de amor, el hombre pierde su honor y su valía.

Eurípides de Salamina

Comida hecha, compañía deshecha.

Refrán

Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Simón Bolívar

El no esperar remedio, ni desesperar de él, suele ser el remedio de los casos desesperados.

Diego de Saavedra Fajardo

El tiempo descubre la verdad.

Lucio Anneo Séneca

A los verdugos se les reconoce siempre. Tienen cara de miedo.

Jean Paul Sartre

Es cosa admirable que todos los grandes hombres tengan siempre alguna ventolera, algún granito de locura mezclado con su ciencia.

Molière

El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible.

Oscar Wilde

Lucio Anneo Séneca

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.