La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación.

Lope de Vega

La guerra es el arte de destruir hombres, la política es el arte de engañarlos.

Jean Le Rond D' Alembert

El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto.

Charles Chaplin

La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de que su naturaleza es capaz.

Immanuel Kant

La humanidad necesita hombres prácticos, que saquen el máximo provecho de su trabajo, y, sin olvidar el bien general, cuiden sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo desinteresado de una pasión sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio material. Sin duda, estos soñadores no merecen la riqueza, porque no lo desean. Aun así, una sociedad bien organizada debe garantizar a tales trabajadores los medios para llevar a cabo su labor con eficacia, en una vida libre de cuidados materiales y libremente consagrada a la investigación.

Marie Curie

Es amigo mío aquel que me socorre, no el que me compadece.

Thomas Fuller

Es preciso que la filosofía sea un saber especial, de los primeros principios y de las primeras causas.

Aristóteles

Hay dos cosas que siempre hacen hablar: el coraje y la vanidad.

Cristina II

Una multitud es como un vasto desierto de hombres.

René de Chateaubriand

El hombre superior es persistente en el camino cierto y no sólo persistente.

Confucio

Refrán

Manos blancas no ofenden.


Refrán

Refrán,