Debemos vivir y trabajar, en cada momento, como si tuviésemos la eternidad ante nosotros.

Gabriel Marcel

La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.

San Bernardo de Claraval

Los placeres son como los alimentos: los más simples son aquellos que menos cansan.

Joseph Sanial-Dubay

No es muy dificil atacar las opiniones ajenas, pero sí el sustentar las propias: porque la razón humana es tan débil para edificar, como formidable ariete para destruir.

Jaime Luciano Balmes

Un espíritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección y que precisamente los acontecimientos que parecieron haberse dirigido en contra de su activación y amenazaban con consumar su hundimiento, han sido los signos más favorables de su regeneración.

Novalis

Para conocer al hombre basta estudiarse a sí mismo; para conocer a los hombres se precisa vivir en medio de ellos.

Stendhal

Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad.

Enrique Tierno Galván

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.

Mahatma Gandhi

Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba.

Heródoto de Halicarnaso

Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir.

Hipócrates

Francisco de Quevedo

No se debe mostrar la verdad desnuda, sino en camisa.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.