No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa que vives.

Franz Kafka

Un joven no debe comprar valores seguros.

Jean Cocteau

No me asusta morir "un día", me asusta morir hoy.

Aleksandr Isayevich Solzhenitsin

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

Gabriel García Márquez

En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.

Piotr Ilich Tchaikovski

Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda.

Martin Luther King

Los hombres se equivocan con más frecuencia por demasiado listos que por demasiado buenos.

George Bernard Shaw

Los que obran bien son los únicos que pueden aspirar en la vida a la felicidad.

Aristóteles

Los escritores viven de la infelicidad del mundo. En un mundo feliz, no sería escritor.

José Saramago

Los excelsos regalos de los dioses no pueden ser destruidos con facilidad por los mortales hombres, ni ceder a sus fuerzas.

Homero

François de la Rochefoucauld

La esperanza y el temor son inseparables y no hay temor sin esperanza, ni esperanza sin temor.


François de la Rochefoucauld

François de la Rochefoucauld, (1613-1680) Escritor francés.