Más vale reinar en el Infierno, que servir en el Cielo.

John Milton

Los celos son siempre el instrumento certero que destruye la libertad interior y elimina en la compañía toda la felicidad posible.

Gregorio Marañón

No ha de ser dichoso el joven, sino el viejo que ha vivido una hermosa vida.

Epicuro de Samos

El amor no es sólo un sentimiento. Es también un arte.

Honoré de Balzac

Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.

Lucio Anneo Séneca

Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrásteis.

Robert Baden-Powell

Antes de poner en duda el buen juicio de tu mujer, fíjate con quien se ha casado ella.

Proverbio egipcio

Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto.

León Daudí

No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo.

Leonardo Da Vinci

No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.

Lope de Vega

Stanislaw Jerzy Lec

El primer requisito de la inmortalidad es la muerte.


Stanislaw Jerzy Lec

Stanislaw Jerzy Lec, (1909-1966) Escritor polaco de origen judío.