Debemos desconfiar unos de otros. Es nuestra única defensa contra la traición.

Tennessee Williams

El amor es más bien el dios de las sensaciones que el dios de los sentimientos.

Ninon de Lenclos

Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado.

Voltaire

Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra.

Francisco de Quevedo

La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.

Federico García Lorca

Cuando lo hayas encontrado, anótalo.

Charles Dickens

El que no pueda lo que quiera, que quiera lo que pueda.

José Ortega y Gasset

A un pueblo no se le convence sino de aquello de que quiere convencerse.

Miguel de Unamuno

Cuando las leyes de la matemática se refieren a la realidad, no son ciertas; cuando son ciertas, no se refieren a la realidad.

Albert Einstein

Una gran sonrisa es un bello rostro de gigante.

Charles Baudelaire

William Shakespeare

Dueños de sus destinos son los hombres. La culpa, querido Bruto, no está en las estrellas, sino en nuestros vicios.



William Shakespeare, (1564-1616) Escritor británico.