En sus momentos de lucidez, todos los locos son sorprendentes.

Casimir Delavigne

El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento.

Victor Pauchet

La belleza, cuanto menos vestida, mejor vestida está.

John Fletcher

¡Ah, si nos fuera dado el poder de vernos como nos ven los demás! De cuantos disparates y necedades nos veríamos libres.

Robert Burns

Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.

Albert Einstein

Mis viajes más bellos, los más dulces, los he hecho al calor del hogar, con los pies en la ceniza caliente y los codos reposando en los brazos desgastados del sillón de mi abuela [...]. ¿Por qué viajar si no se está obligado a ello? [...]. Es que no se trata tanto de viajar como de partir; ¿quién de nosotros no tiene algún dolor que distraer o algún yugo que sacudir?

George Sand

En punto a amores tengo otra superstición: imagino que la mayor desgracia que a un hombre le puede suceder es que una mujer le diga que le quiere.

Mariano José de Larra

Las mejores cartas de amor están escritas por los que no están enamorados.

Santiago Rusiñol i Prats

¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa!

Pedro Calderón de la Barca

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.

Khalil Gibran

Johann Wolfgang Goethe

Bueno es tener la alegría en casa y no haber menester de buscarla fuera.



Johann Wolfgang Goethe, (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.