Equivocarse es humano y perdonar es divino.

Alexander Pope

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.

Lucio Anneo Séneca

Pues si te empeñas en soñar te empeñas en aventar la llama de tu vida.

Rubén Darío

Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.

William Shakespeare

Todos somos fragmentos no sólo del hombre en general, sino de nosotros mismos.

Georg Simmel

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.

Gustave Flaubert

Cuando el amor desenfrenado entra en el corazón, va royendo todos los demás sentimientos; vive a expensas del honor, de la fe y de la palabra dada.

Alejandro Dumas

No se pueden alimentar hambrientos con estadísticas.

David Lloyd George

La mujer llora antes del matrimonio, el hombre después.

Proverbio polaco

Si me hubieran hecho objeto sería objetivo, pero me hicieron sujeto.

José Bergamín

No me siento viejo porque tenga tantos años tras de mí, sino por los pocos que tengo por delante.


Ephraim Kishon

Ephraim Kishon, (1924-2005) Escitor, dramaturgo y director de cine israelí.