A la sombra de un hombre célebre hay siempre una mujer que sufre.

Jules Renard

La tierra que no es labrada llevará abrojos y espinas aunque sea fértil; así es el entendimiento del hombre.

Santa Teresa de Jesús

Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos.

San Agustín de Hipona

Hay quién porque golpea la pared con un martillo se cree clavar clavos.

Johann Wolfgang Goethe

Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño. Han exigido de él lo imposible, como todos los amantes.

Friedrich Nietzsche

He cometido el peor de los pecados, quise ser feliz.

Santa Teresa de Jesús

No hay manto ni sayo que peor siente a la mujer que el querer ser sabia.

Martin Lutero

Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importante que el de los ojos.

Bob Marley

Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal.

Enrique Tierno Galván

Los pueblos son una cera blanda; todo depende de la mano que les imprime el sello.

Édouard René Lefebvre de Laboulaye

Benjamin Franklin

Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.