Los buenos escritores son aquellos que conservan la eficiencia del lenguaje. Es decir, lo mantienen preciso, lo mantienen claro.

Ezra Loomis Pound

Una buena acción es una lección insolente para los que no tienen el valor de ejecutarla.

René de Chateaubriand

Voy despacio, pero jamás desandando lo andado.

Abraham Lincoln

Leemos mal el mundo, y decimos luego que nos engaña.

Rabindranath Tagore

Con viento mi esperanza navegaba; perdonóla la mar, matóla el puerto.

Lope de Vega

Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido.

Maurice Maeterlinck

La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros.

San Bernardo de Claraval

Me pareció tan bonita que no podía recordar luego cómo era.

Pío Baroja

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

Aristóteles

Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.

José Ortega y Gasset

Benjamin Franklin

No perdáis una hora, porque no estáis seguros de un minuto.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.