Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.

Proverbio chino

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.

Mahatma Gandhi

Una sola piedra puede desmoronar un edificio.

Francisco de Quevedo

Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso.

Paul Ambroise Valéry

Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.

Alberto Moravia

La incomprensión, más que la imposibilidad de comprender, es la imposibilidad de sentir.

José Narosky

Somos engañados por la apariencia de la verdad.

Quinto Horacio Flaco

Los malos hábitos es más fácil romperlos que enmendarlos.

Marcus Fabis Quintiliano

Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero.

Samuel Butler (novelista)

Las lágrimas son inútiles, a menos que esté el marido presente para verlas derramar.

Hilda Owlsley

Edgar Allan Poe

En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural.



Edgar Allan Poe, (1809-1849) Escritor estadounidense.