El hombre es un animal que se alimenta de adulaciones.

William Hazlitt

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez.

Jorge Luis Borges

Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo.

William Blake

El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.

Lucio Anneo Séneca

Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera.

François de la Rochefoucauld

No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

Mahatma Gandhi

El universo no fue hecho a medida del hombre; tampoco le es hostil: es indiferente.

Carl Sagan

Los dictadores pueden reformar las leyes; pero no las costumbres.

Jacinto Benavente

La cristiandad tiene que hacerse de nuevo viva y eficaz, y formarse otra vez una Iglesia visible sin respetar las fronteras nacionales, que acoja en su seno a todas las almas sedientas de lo supraterrenal y se haga gustosa mediadora entre el viejo y el nuevo mundo.

Novalis

Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.

Henry Ford

Lucio Anneo Séneca

Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.