Los maridos no son nunca amantes tan maravillosos como cuando están traicionando a su mujer.

Marilyn Monroe

Hay pasiones que la prudencia enciende y que no existirían sin el riesgo que provocan.

Jules Amédée Barbey d'Aurevilly

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.

Arthur Schopenhauer

Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.

William Shakespeare

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

Mahatma Gandhi

El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz.

Henry David Thoreau

Ser es hacer.

Immanuel Kant

La sabiduría viene de escuchar; de hablar, el arrepentimiento

Proverbio italiano

Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.

Edmund Burke

Me avergüenzo de esos filósofos que no quieren desterrar ningún vicio si no está castigado por el juez.

Marco Tulio Cicerón

Benjamin Franklin

El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.