Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.

Abraham Lincoln

Como la vista es al cuerpo, la razón es al espíritu.

Aristóteles

Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral.

Anatole France

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.

Proverbio escocés

No es necesario creer en lo que dice un artista, sino en lo que hace.

David Hockney

No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía.

Gustavo Adolfo Bécquer

El que va acompañado de una linda mujer sabe que los amigos hallados en la calle tienen siempre más cosas que decir que cuando vamos solos.

Enrique Jardiel Poncela

La gente cortesana suele ser dura con sus inferiores, porque instintivamente ejerce represalias de las humillaciones perpetuas a que se ve sometida en los palacios.

Amado Nervo

El amor platónico es como un revolver que manejamos sin darnos cuenta de que, como está cargado, en cualquier momento puede dispararse.

William Somerset Maugham

Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado.

Epicteto de Frigia

La experiencia es una enfermedad que no se contagia.


Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela, (1901-1952) Escritor español.