El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna.

Publio Siro

El que no se posee a sí mismo es extremadamente pobre.

Ramón Llull

La soledad es una gran fuerza que preserva de muchos peligros.

Herni Dominique Lacordaire

¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!

Sören Aabye Kierkegaard

Nada es más fácil que censurar a los muertos.

Julio César

El presente sólo se forma del pasado, y lo que se encuentra en el efecto estaba ya en la causa.

Henri Bergson

Tú no ves lo que eres, sino su sombra.

Rabindranath Tagore

Es un principio indiscutible que para saber mandar bien, es preciso saber obedecer.

Aristóteles

No está en mi naturaleza ocultar nada. No puedo cerrar mis labios cuando he abierto mi corazón.

Charles Dickens

Después de todo la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida.

Mario Benedetti

Michel Eyquem de Montaigne

Prohibir algo es despertar el deseo.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.