No puede el hombre sentirse a gusto sin su propia aprobación.

Mark Twain

No siempre lo posterior a un momento determinado significa progreso.

Alessandro Manzoni

No más partidos, no más autoridad, libertad absoluta del hombre y del ciudadano: esta es mi profesión de fe social y política.

Pierre Joseph Proudhon

La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia.

Johann Wolfgang Goethe

En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido.

Lucio Anneo Séneca

La televisión es la violación de las multitudes.

Jean Francois Revel

Cien veces al día burlamos nuestros propios defectos censurándolos en los demás.

Michel Eyquem de Montaigne

Es un dichoso infortunio el no tener hijos.

Eurípides de Salamina

Es más fácil luchar por unos principios que vivir de acuerdo con ellos.

Alfred Adler

El valor espera; el miedo va a buscar.

José Bergamín

Francisco de Quevedo

En los más ilustres y gloriosos capitanes y emperadores del mundo, el estudio y la guerra han conservado la vecindad, y la arte militar se ha confederado con la lección. No ha desdeñado en tales ánimos la espada a la pluma. Docto símbolo de esta verdad es la saeta: con la pluma vuela el hierro que ha de herir.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.