La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.

Albert Einstein

Debemos obrar, no para ir contra el destino, sino para ir delante de él.

Friedrich Hebbel

Si fuera cierto que el viajar enseña, los revisores de billetes serían los hombres más sabios del mundo.

Santiago Rusiñol i Prats

Un Estado próspero honra a los dioses.

Esquilo de Eleusis

El temor empieza toda sabiduría, y quien no tiene temor, no puede saber.

Francisco de Quevedo

Si lloras de alegría, no seques tus lágrimas: las robas al dolor.

Paul Jean Toulet

La política es una guerra sin efusión de sangre; la guerra una política con efusión de sangre.

Mao Tse-Tung

Un libro de cabecera no se escoge, se enamora uno de él.

Jose Luis de Villalonga

Del pecado, lo peor es la perseverancia.

Fernando de Rojas

La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.

Sócrates

Francisco de Quevedo

En los más ilustres y gloriosos capitanes y emperadores del mundo, el estudio y la guerra han conservado la vecindad, y la arte militar se ha confederado con la lección. No ha desdeñado en tales ánimos la espada a la pluma. Docto símbolo de esta verdad es la saeta: con la pluma vuela el hierro que ha de herir.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.