Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.

Gustavo Adolfo Bécquer

La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador.

Oscar Wilde

En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario.

George Orwell

Sabio es aquel que constantemente se maravilla.

André Gide

Es más necesario estudiar a los hombres que a los libros.

François de la Rochefoucauld

¿No ves que es necedad o simpleza llorar por lo que con llorar no se puede remediar?

Fernando de Rojas

Un aumento de sueldo es como un martini: sube el ánimo, pero sólo por un rato.

Dan Seligman

Todo el mundo admite que las historias obscenas que uno mismo escribe, distan de tener un efecto tan peligroso como las escritas por otros.

Georg Christoph Lichtenberg

Es lícito violar una cultura, pero con la condición de hacerle un hijo.

Simone de Beauvoir

Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.

San Francisco de Sales

Friedrich Nietzsche

Cuando me encuentro con una criatura, encuentro la voluntad del poder.



Friedrich Nietzsche, (1844-1900) Filosofo alemán.