No se es escritor por haber elegido decir ciertas cosas, sino por la forma en que se digan.

Jean Paul Sartre

No puede impedirse el viento. Pero pueden construirse molinos.

Proverbio holandés

La rabia de los celos es tan fuerte que fuerza a hacer cualquier desatino.

Miguel de Cervantes Saavedra

Los triunfadores tienen mucha suerte. Si no lo crees, pregúntale a un fracasado.

Michael Levine

El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera.

David Viscott

El sufrimiento depende no tanto de lo que se padece cuanto de nuestra imaginación, que aumenta nuestros males.

Fénelon

No hay cosa de la que tenga tanto miedo como del miedo.

Michel Eyquem de Montaigne

El amor es una tontería hecha por dos.

Napoleón Bonaparte

La intolerancia puede ser definida aproximadamente como la indignación de los hombres que no tienen opiniones.

Gilbert Keith Chesterton

La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

San Agustín de Hipona

Gilbert Keith Chesterton

La única objeción al matrimonio científico que merece una atención definitiva, es sencillamente que una tal cosa sólo podría ser impuesta a inimaginables esclavos y cobardes. Yo no sé si los casamenteros científicos tienen razón o no la tienen cuando dicen que la intervención médica produciría hombres fuertes y sanos. Yo sólo estoy seguro de que, si así fuese, el primer acto de los hombres fuertes y sanos sería aplastar la intervención médica.



Gilbert Keith Chesterton, (1874-1936) Escritor británico.