La paciencia comienza con lágrimas y, al fin, sonríe.

Ramón Llull

La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.

Oscar Wilde

El tiempo es una cierta parte de la eternidad.

Marco Tulio Cicerón

Nada fortifica tanto las almas como el silencio; que es como una oración íntima en que ofrecemos a Dios nuestras tristezas.

Jacinto Benavente

Que nadie le diga lo que tiene que hacer a alguien que ya ha decidido cuál debe ser su destino.

Proverbio árabe

Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

Francisco de Quevedo

Engañar al que engaña es doblemente entretenido.

Jean de la Fontaine

Cuidado con la tristeza. Es un vicio.

Gustave Flaubert

La televisión puede darnos muchas cosas, salvo tiempo para pensar.

Bernice Buresh

La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente.

Albert Einstein

La mayor parte de los hombres son capaces más bien de grandes acciones que de buenas acciones.


Montesquieu

Montesquieu, (1689-1755) Escritor y político francés.