Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra.

Aristóteles

La modestia es la más inocente de las mentiras.

Chamfort

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

Alexei Tolstoi

No conviene hablar del pudor como de una virtud. Se parece más bien a una emoción que a una disposición adquirida. Se define, pues, como un miedo de dar de sí una mala opinión.

Aristóteles

El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.

Sigmund Freud

Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar.

San Agustín de Hipona

Si las acciones humanas pueden ser nobles, vergonzosas o indiferentes, lo mismo ocurre con los placeres correspondientes. Hay placeres que derivan de actividades nobles, y otros de vergonzoso origen.

Aristóteles

Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.

Henry Ford

Lo peor que puede hacerse es cruzar el precipicio en dos saltos.

David Lloyd George

En la sociedad, el hombre sensato es el primero que cede siempre. Por eso, los más sabios son dirigidos por los más necios y extravagantes.

Jean de la Bruyere

Stanislaw Jerzy Lec

Siempre habrá esquimales que confeccionen para los habitantes del Congo reglas de comportamiento en las épocas de grandes calores.


Stanislaw Jerzy Lec

Stanislaw Jerzy Lec, (1909-1966) Escritor polaco de origen judío.