No pudiendo cambiar los hombres, se cambian sin tregua las instituciones.

Jean Lucien Arréat

La ciencia daña tanto a los que no saben servirse de ella, cuanto es útil a los demás.

Anaxágoras

Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres.

Tristan Bernard

Un Estado próspero honra a los dioses.

Esquilo de Eleusis

Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.

Samuel Johnson

La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación

Robert Louis Stevenson

La franqueza en las mujeres, es casi siempre una inconsecuencia.

Fénelon

A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres.

Gustave Flaubert

La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos.

Marco Tulio Cicerón

La mujer compuesta quita el marido de otra puerta.

Refrán

Oscar Wilde

Sólo podemos dar una opinión imparcial sobre las cosas que no nos interesan, sin duda por eso mismo las opiniones imparciales carecen de valor.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.