No llames jamás feliz a un mortal hasta que no hayas visto cómo, en su último día, desciende a la tumba.

Eurípides de Salamina

Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.

Montesquieu

Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.

Ernesto Sábato

Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud.

Juan Pablo II

Es fácil reconocer si el hombre tiene gusto: la alfombra debe combinar con las cejas.

Salvador Dalí

Muy pronto en la vida es demasiado tarde.

Marguerite Duras

Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor.

William Shakespeare

El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea.

Concepción Arenal

Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.

Khalil Gibran

Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.

Miguel de Cervantes Saavedra

Confucio

Aprende a vivir y sabrás morir bien.


Confucio

Confucio, (551 AC-478 AC) Filósofo chino.