Lo que empieza en cólera acaba en vergüenza.

Benjamin Franklin

En las desgracias hay que acordarse del estado de conformidad con que miramos las ajenas.

Epicteto de Frigia

No entiendo por qué la gente se asusta de las nuevas ideas. A mi me asustan las viejas.

John Cage

Las mujeres son secretistas por naturaleza, y les gusta practicar el secreto por su cuenta.

Sir Arthur Conan Doyle

La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo.

Benjamin Franklin

Nada que se consiga sin pena y sin trabajo es verdaderamente valioso.

Joseph Addison

El divorcio es indispensable en las modernas civilizaciones.

Montesquieu

Recorre a menudo la senda que lleva al huerto de tu amigo, no sea que la maleza te impida ver el camino.

Proverbio indio

El buen arquero no es juzgado por sus flechas, sino por su puntería.

Thomas Fuller

La realización conlleva la idea de que lo que sé es definitivo.

Pierre Bonnard

Oscar Wilde

Cuando un hombre se casa por segunda vez, es porque adoraba a su primera mujer.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.