Las mujeres demasiado bellas sorprenden menos el segundo día.

Stendhal

Medite al atardecer, mirando las estrellas y acariciando a su perro, es un remedio infalible.

Ralph Waldo Emerson

Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.

Diógenes Laercio

Y mi ardiente pasión murió de frío; que así muere el amor cuando no hay celos.

Antonio García Gutiérrez

A perro viejo no hay tus tus.

Refrán

Pueden amar los pobres, los locos y hasta los falsos, pero no los hombres ocupados.

John Donne

Y el gran lazo que sostiene a la sociedad es, por una incomprensible contradicción, aquello mismo que parecería destinado a disolverla; es decir, el egoísmo.

Mariano José de Larra

Hacer del juego un negocio no puede compararse con el negocio del juego.

Ambrose Bierce

Los amigos son para las ocasiones, salvo en determinados círculos político-económicos, en los que las ocasiones son para los amigos.

Jaume Perich

Para hacer negocios no se requiere ingenio, basta con no tener delicadeza.

Caballero de Bruix

Michel Eyquem de Montaigne

Mil rutas se apartan del fin elegido, pero hay una que llega a él.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.