El paso del tiempo condena al olvido la memoria de un país.

Arthur Miller

Ninguna cosa despierta tanto el bullicio del pueblo como la novedad.

Francisco de Quevedo

Las circunstancias hacen a los hombres hábiles lo que ellos quieren ser, y pueden con los hombres débiles.

Mariano José de Larra

Las obras no se acaban, se abandonan.

Paul Ambroise Valéry

Ceder a un vicio cuesta más que mantener una familia.

Honoré de Balzac

La añoranza es el camino previo a convertirse en estatua de sal.

Enrique Múgica Herzog

Jamás se descubriría nada si nos considerasemos satisfechos con las cosas descubiertas.

Lucio Anneo Séneca

La vida no pertenece al hombre. Le sobrepasa porque ha sido recibida de Dios. Es sagrada. Ningún hombre puede disponer de ella a su antojo.

Pablo VI

Un libro de cabecera no se escoge, se enamora uno de él.

Jose Luis de Villalonga

No es preciso tener muchos libros, sino tenerlos buenos.

Lucio Anneo Séneca

Todas las leyes que se dictan tienen por base la desconfianza; ninguna descansa en la virtud de los ciudadanos.


Édouard René Lefebvre de Laboulaye

Édouard René Lefebvre de Laboulaye, (1811-1883) Jurista y político francés.