El derecho viene a perecer menos veces por la violencia que por la corrupción.

Herni Dominique Lacordaire

El que sabe vencerse en la victoria es dos veces vencedor.

Publio Siro

La naturaleza misma ha impreso en la mente de todos la idea de un Dios.

Marco Tulio Cicerón

Mientras se gana algo no se pierde nada.

Miguel de Cervantes Saavedra

La máquina ha venido a calentar el estómago del hombre pero ha enfriado su corazón.

Miguel Delibes

Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía.

Anaxágoras

En las grandes cosas los hombres se muestran como les conviene mostrarse. En las pequeñas como son.

Chamfort

No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona.

José Saramago

Lo sabe todo, absolutamente todo. Figúrense lo tonto que será.

Miguel de Unamuno

Ya a mi edad no se le teme a nadie, cuando no se le teme a la muerte.

Alberto Lleras Camargo

Mario Benedetti

Cómo la necesito. Dios había sido mi más importante carencia. Pero a ella la necesito más que a Dios.



Mario Benedetti, (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo.