La guerra es un asunto demasiado grave para confiárselo a los militares.

Georges Benjamin Clemenceau

El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca.

Immanuel Kant

He aquí una regla fundamental en los negocios: házselo a los demás, puesto que ellos te lo harán a ti.

Charles Dickens

El hombre poco claro no puede hacerse ilusiones: o se engaña a sí mismo, o trata de engañar a otros.

Stendhal

Hay tanta justicia en la caridad y tanta caridad en la justicia que no parece loca la esperanza de que llegue el día en que se confundan.

Concepción Arenal

Por muy lejos que el espiritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.

Confucio

Dueño del Universo, yo regulo su fortuna. Puedo nombrar reyes, puedo deponerlos, pero de mi corazón yo no puedo responder.

Jean-Baptiste Racine

El hombre hace suyo un lugar no sólo con el pico y la pala, sino también con lo que piensa al picar y palear.

Sándor Márai

Si no puedes avanzar una pulgada, retrocede un pie.

Lao-tsé

Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.

Oscar Wilde

Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama.


Benjamin Constant de Rebecque

Benjamin Constant de Rebecque, (1767-1830) Escritor y político francés.