El remordimiento es como la mordedura de un perro en una piedra: una tontería.

Friedrich Nietzsche

Las huellas del hombre sobre el hombre son eternas y ningún destino se ha cruzado impunemente con el nuestro.

André Maurois

Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez.

Jean Baptiste Alphonse Karr

Actualmente, el destino del mundo depende, en primer lugar, de los estadistas y, en segundo lugar, de los intérpretes.

Trygve Halvdan Lie

Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.

Voltaire

Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.

Ingmar Bergman

Como fuerza social, un individuo con una idea vale por noventa y nueve con un solo interés.

John Stuart Mill

Si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en la hoya.

San Mateo

La igualdad tal vez sea un derecho, pero no hay poder humano que alcance jamás a convertirla en hecho.

Honoré de Balzac

Los amores mueren de hastío, y el olvido los entierra.

Jean de la Bruyere

San Agustín de Hipona

Cuando estés en Roma, compórtate como los romanos.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.