Las mujeres no advierten lo que hacemos por ellas; no notan sino lo que dejamos de hacer.

Georges Courteline

La desgracia de Don Quijote no fue su fantasía, sino Sancho Panza.

Franz Kafka

El azar tiene muy mala leche y muchas ganas de broma.

Arturo Pérez Reverte

La grandeza de una persona se puede manifestar en los grandes momentos, pero se forma en los instantes cotidianos.

Phillips Brooks

¿Qué es un envidioso? Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta.

Victor Hugo

Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión.

Georg Wilhelm Friedrich Hegel

La fe engaña a los hombres, pero da brillo a la mirada.

Rabindranath Tagore

Si quieres conocerte, observa la conducta de los demás. Si quieres comprender a los demás, mira en tu propio corazón.

Friedrich Schiller

El único error de Dios fue no haber dotado al hombre de dos vidas: una para ensayar y otra para actuar.

Vittorio Gassman

Renunciar a mi pasión es como desgarrar con mis uñas una parte viva de mi corazón.

Gabriele d' Annunzio

Lucio Anneo Séneca

No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.