El amor es un loco tan leal, que en todo cuanto hagáis, sea lo que fuere, no halla mal alguno.

William Shakespeare

Una revolución es la larva de una civilización.

Victor Hugo

Una palabra bien elegida puede economizar no sólo cien palabras sino cien pensamientos.

Henri Poincaré

Lo que hoy es una herejía se suele convertir en la ortodoxia de mañana.

José Luís López Aranguren

La democracia no es más que un poder arbitrario constitucional que ha sustituído a otro poder arbitrario constitucional.

Pierre Joseph Proudhon

La cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida.

André Malraux

No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente.

Francis Bacon

No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.

Francisco de Quevedo

Tiene la ciencia sus hipócritas, no menos que la virtud, y no menos es engañado el vulgo por aquéllos que por éstos. Son muchos los indoctos que pasan plaza de sabios.

Benito Jerónimo Feijoó

El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.

Benjamin Franklin

Francisco de Quevedo

El ocio es la pérdida del salario.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.