Por la boca mueren el pez y Oscar Wilde.

Fernando Pessoa

Las mujeres no conceden a la amistad más que lo que sisan al amor.

Chamfort

El amor, el tabaco, el café y, en general, todos los venenos que no son lo bastante fuertes para matarnos en un instante, se nos convierten en una necesidad diaria.

Enrique Jardiel Poncela

¡La ambición! Inmortal óleo divino con que Dios purifica el barro humano.

Francisco Villaespesa

Donde acaba el deseo comienza el temor.

Baltasar Gracián

La admiración es amor congelado.

Françoise Sagan

La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad.

Henry F. Amiel

Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza; despojado de tal idea, desesperación.

Thomas Hobbes

Engañar a los hombres de uno en uno es bastante más difícil que engañarlos de mil en mil. Por eso el orador tiene menos mérito que el abogado o el curandero.

Santiago Rusiñol i Prats

En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras.

Bertrand Russell

Jean Jacques Rousseau

El hombre es un milagro sin interés.



Jean Jacques Rousseau, (1712-1778) Filósofo francés.