La primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes y costumbres de su país, y en todas las demás cosas gobernarse según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso.

René Descartes

Las personas reales están repletas de seres imaginarios.

Graham Greene

La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo. Cada vez ganará nuevas zonas a lo que hoy parece inexplicable. Pero las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio.

Gregorio Marañón

Sin el animal que habita dentro de nosostros somos ángeles castrados.

Hermann Hesse

Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.

Pedro Calderón de la Barca

Ante el inminente peligro, la fortaleza es lo que cuenta.

Marco Anneo Lucano

El amor no da ni toma nada, excepto de sí mismo.

Khalil Gibran

Para la diplomacia una cuestión aplazada ya está resuelta.

André Maurois

Las personas debemos el progreso a los insatisfechos.

Aldous Huxley

La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.

Miguel de Cervantes Saavedra

Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve.


Martin Lutero

Martin Lutero, (1483-1546) Reformador alemán.