Si no está en nuestro poder el discernir las mejores opiniones, debemos seguir las más probables.

René Descartes

A dos hombres venero yo en este mundo: al labrador sufrido de mano callosa y nervuda, en la que permanecerá para siempre una real e indeleble majestad, puesto que en ella está el cetro de este mundo. Y a aquel que trabaja por las imprescindibles necesidades del espíritu; no por el pan cotidiano, sino por el pan de la verdadera vida.

Thomas Carlyle

Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: "Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión".

Heinrich Heine

Los malos ejemplos son más dañinos que los crímenes.

Montesquieu

La verdad levanta tormentas contra sí que desparraman su semilla a los cuatro vientos.

Rabindranath Tagore

Beber sin sed y amar en todo tiempo es lo único que diferencia al hombre del animal.

Pierre Augustin de Beaumarchais

Hay que atender no sólo a lo que cada cual dice, sino a lo que siente y al motivo porque lo siente.

Marco Tulio Cicerón

Al hacer una profunda reverencia a alguien, siempre se vuelve la espalda a algún otro.

Ferdinand Galiani

El que se pierde es el que encuentra las nuevas sendas.

Nils Kjaer

Las mujeres son un sexo decorativo. Nunca tienen, nada que decir, pero lo dicen deliciosamente.

Oscar Wilde

Lucio Anneo Séneca

El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.