Los Estados son grandes máquinas que se mueven lentamente.

Francis Bacon

En cuanto el hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha.

Wallace Stevens

La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir verdades.

Sócrates

La felicidad es tanto mayor cuanto menos la advertimos.

Alberto Moravia

Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.

Gustave Flaubert

La añoranza es el camino previo a convertirse en estatua de sal.

Enrique Múgica Herzog

Los hechos son muchos, pero la verdad es una.

Rabindranath Tagore

La peor soledad que hay es el darse cuenta de que la gente es idiota.

Gonzalo Torrente Ballester

Esperar una felicidad demasiado grande es un obstáculo para la felicidad.

Bernard Le Bouvier de Fontenelle

Si de pronto se descompusieran todos los televisores del mundo, no habría escalas para medir los maremotos de aburrimiento.

Manuel Campo Vidal

Lucio Anneo Séneca

El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.