Los hombres viven del olvido; las mujeres, de recuerdos.

Thomas Stearns Eliot

El dinero siempre está ahí; sólo cambian los bolsillos.

Gertrude Stein

La sociedad no debe exigir nada de aquel que no espera nada de ella.

George Sand

No tengo derecho a decir o hacer nada que disminuya a un hombre ante sí mismo. Lo que importa no es lo que yo pienso de él, sino lo que él piensa de sí mismo. Herir a un hombre en su dignidad es un crimen

Antoine de Saint-Exupéry

Justicia sin misericordia es crueldad.

Santo Tomás de Aquino

Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.

Lao-tsé

No hay gente ineducada. Todo el mundo lo está; sólo que mucha gente está mal educada.

Gilbert Keith Chesterton

Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.

Edgar Allan Poe

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.

Confucio

Ningún ejército puede detener la fuerza de una idea cuando llega a tiempo.

Victor Hugo

Michel Eyquem de Montaigne

Si no acaba con la guerra, no es una victoria.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.