Dios crea cada margarita separadamente, pero nunca se cansa de crearlas. Puede ser que Él tenga el apetito eterno de la infancia. Porque nosotros hemos pecado y envejecemos, pero nuestro Padre es más joven que nosotros.

Gilbert Keith Chesterton

En ocasiones pienso que el premio de quienes escribimos duerme, tímido y virginal, en el confuso corazón del lector más lejano.

Camilo José Cela

El corazón es lo primero que vive en la estructura del animal y lo último que muere. En él tiene su comienzo y su término la vida.

Juan Luis Vives

No podría creer en un Dios al cual comprendiera.

Graham Greene

Cuando una medicina no hace daño deberíamos alegrarnos y no exigir además que sirva para algo.

Pierre Augustin de Beaumarchais

Quien no oye consejo, no llega a viejo.

Refrán

Las verdades de los hombres tienen que ser como piedras y los cargos que ejercen, como cántaros: pase lo que pase debe romperse el cántaro.

Ángel Ganivet

Los sentimientos deben analizarse y nunca obedecerse.

Enrique Jardiel Poncela

El tiempo es el ángel del hombre.

Friedrich Schiller

Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr.

William Faulkner

Bien sé que las mujeres aman, por lo regular, a quienes lo merecen menos. Es que las mujeres prefieren hacer limosnas a dar premios.


Jacinto Benavente

Jacinto Benavente, (1866-1954) Dramaturgo español.